Teletrabajo & Freelancing

El ser Freelance ha muerto, ¿o no?

teletrabajadora mujer freelancer desde su casa

Ser freelance para algunas personas parece ser una novedad, a pesar de que es una metodología de trabajo que existe desde hace al menos 40 años. Si bien esta modalidad de trabajo introduce muchas ventajas tanto a nuestra vida laboral como personal, también existen las desventajas a la hora de ser freelance. Esto ocurre especialmente cuando estamos comenzando a trabajar.

mujer freelance teletrabajando mientras toma sol

No te preocupes: ninguna de las desventajas que aquí abordaremos son impedimento para que puedas convertirte en freelancer. Todas ellas tienen solución, y las abordaremos también en este post.

¡Comencemos!

Desventajas de ser freelancer: #1 Demasiado trabajo

Tener demasiado trabajo puede ser tanto una desventaja como una ventaja. Si estás trabajando demasiado puede ser un buen indicador de que estás haciendo las cosas bien, o tal vez no. Todo dependerá de qué tan efectivo estés siendo en tus tareas, y cómo te estés organizando, ya que esto puede ser un indicativo de una falta de organización.

Si tienes demasiado trabajo debido a que te has comprometido con nuevos proyectos, puedes sacarle un beneficio al asunto, ya que puede ser un buen momento para considerar aumentar tu tarifa horaria. También es clave aprender a decir no. Rechazar un trabajo no tiene por qué hacernos sentir mal. Tenemos todo nuestro derecho a descansar y no atiborrarnos de tareas, que muchas veces, podríamos derivar o evitar.

teletrabajadora mujer freelancer desde su casa

Trabajos freelance online, como organizarse

Una técnica que puede servirte si quieres sacarle el jugo a ser freelance y sortear el exceso de tareas es el método conocido como la Matriz de Eisenhower. Explicado de manera resumida, esta técnica consiste en crear 4 listas:

  • Tareas importantes y urgentes: son las tareas en las que enfocaremos toda nuestra atención, ya que son las que marcan nuestra agenda y posiblemente harán la diferencia para nuestros objetivos
  • Tareas importantes, pero no urgentes: pueden corresponder a metas a largo plazo, pero que no tienen una fecha de vencimiento explícita o concreta. Son las tareas que deberemos decidir cuándo serán resueltas
  • Tareas no importantes, pero urgentes: son las tareas que podremos delegar o reprogramar para más adelante, luego de habernos enfocado en las otras tareas. ¿Hay alguien dentro de la organización que pueda llevarlas a cabo? ¿Vale la pena contratar un ayudante?
  • Tareas no importantes y no urgentes: son aquellas que podremos dejar de lado y/o eliminar, ya que si están en esta categoría, es porque no brindan un valor agregado

Utilizaremos nuestro criterio para catalogar nuestras tareas en alguna de estas listas. Este método nos ayudará a organizarnos, identificar por dónde comenzar a abordar nuestras tareas, y empezar a limpiar nuestra lista de actividades pendientes.

ser freelancer conviene o no
Desventajas del freelancing y cómo superarlas. Crédito de imagen: Jamesclear.com

Trabajos para ser freelance online

Lo esencial es tener en claro que siempre vamos a contar con tareas para realizar, y que no todas son relevantes a la hora de ser freelance. Es por esto que debemos ser eficientes a la hora de realizarlas. Es necesario aprender diferenciar aquellas tareas que aportan un valor agregado. Las que no aportan un gran beneficio al resultado final, habrá que intentar delegarlas.

Puedes utilizar Trello para mantener estas listas de manera dinámica. Más adelante hablaré en detalle de esta herramienta fantástica y fundamental para la organización personal y profesional.

#2 separar vida personal de trabajo freelancer en casa

Muchas veces los freelancers sentimos que estamos «todo el día trabajando», por lo que solemos terminar abrumados. Esta situación puede generarnos un estrés innecesario y evitable de manera simple.

Si este es uno de los problemas que te aqueja, es fundamental establecer horarios de trabajo, o franjas horarias, como se suele hacer en un trabajo tradicional de 9am a 5pm. Es de suma importancia que nuestros clientes entiendan que estaremos disponibles durante estas franjas, pero que fuera de ellas puede ser difícil encontrarnos en línea, y que la tarea en cuestión deberá esperar hasta el día siguiente. Si la tarea en cuestión es una emergencia, puedes establecer una tarifa diferenciada para dichos casos.

#3 Distracciones al trabajar desde nuestro hogar

Cuando somos nuevos en el trabajo remoto, es común que todo nos resulte en una distracción potencial, y que tengamos continuamente «excusas» para no realizar ciertas tareas. Especialmente si trabajamos desde casa, las tareas propias del hogar pueden ser un detrimento a nuestra productividad. Sabemos que están ahí, y en algún momento tendremos que hacerlas.

Para evitar dichas distracciones, tendremos que hacer un esfuerzo propio y apartarnos de ellas, por lo que será útil acondicionar un espacio dentro de nuestro hogar exclusivo para trabajo. No tiene por qué ser un espacio muy grande, puede ser un rincón con un pequeño escritorio y silla, aunque sí es importante que nos resulte cómodo.

amigos pensando si conviene ser freelance o no

Lo interesante aquí es entender que cuando estamos en nuestro rincón de trabajo, estamos trabajando, y debemos establecer un compromiso con nosotros mismos y abocar un lapso de tiempo de calidad a las tareas pendientes, antes de poder tomarnos un descanso.

Para el caso de las redes sociales y periódicos online, existen programas que bloquean el acceso a dichos sitios durante una franja horaria, o mientras estamos realizando determinadas tareas.

#4: Home office no adecuado

Si tenemos una home office no adecuado puede verse afectado tanto nuestro trabajo como nuestra salud. Una silla incómoda, o un escritorio muy pequeño, tarde o temprano terminará afectando a nuestra espalda. De todas maneras, no es necesario salir corriendo y gastar un dineral en todo un set de home office junto. Lo que nosotros recomendamos es hacer una lista de compras, y asignar un porcentaje de nuestros ingresos el cual se destinará a la compra items de la oficina en casa. De esta manera, iremos equipando nuestro escritorio de trabajo desde casa paulatinamente, y notaremos las mejoras. Esto nos dará una mayor motivación, y nuestra salud estará agradecida.

#5: trabajar desde casa puede disminuir tu ingreso

Seamos claros, si trabajar desde casa disminuye tu ingreso, algo está pasando. Es común tener altibajos dentro del freelancing, y hasta que logramos establecernos en este mundo tendremos que invertir horas que no son remunerables. Suele pasar que primero tengamos que postularnos a nuevas oportunidades, promocionarnos, o aprender nuevas habilidades para hacernos más valiosos. Durante estos períodos, nuestros ingresos podrán verse afectados, por lo que también es eficaz ser más diligente con nuestra economía y ahorros. En particular, el método Ahorro Primero puede resultarnos muy útil para crear un fondo que servirá para esos momentos de vacas flacas.

La recomendación en caso de contar con un empleo tradicional y decidir ser freelancer, es no dejar ese empleo de un día para otro, sino pasar a un esquema de media jornada laboral (half-time). De esta manera, aún tendremos un ingreso (diezmado, pero ingreso al fin) mientras nos adaptamos al mundo del trabajo freelancing.

chica que es freelance pros y contras de ser

Trabajos freelance desde casa

Si decidimos ir por el camino de ser un freelancer a tiempo completo, esto implicará dejar nuestro trabajo tradicional anterior de un momento para otro. Si esto ocurre, nuestros ingresos pueden verse afectados momentáneamente. Contar con proyectos de mediano y largo plazo, o contar con varios clientes que llenen nuestra agenda nos hará salir de esta situación. Debes enfocarte en conseguir esto si quieres ser un freelancer remoto exitoso.

Si no contamos con otro empleo, y ya somos freelancer a tiempo completo, podemos postularnos a proyectos de corto plazo. De esta forma podremos completar la agenda y complementar los ingresos de manera rápida.

Como ser un freelancer remoto y no morir en el intento

Una estratégia para ser freelancer remoto es disminuir temporalmente nuestra tarifa horaria. O lo que es lo mismo, lo que cobramos por hora. Aunque esto puede ir en contra de nuestro propios beneficio si luego la gente no quiere pagarnos un precio por hora digno.

A veces es preferible esperar y concentrarnos en hacer postulaciones a los trabajos que realmente queremos. El peor de los casos es infravalorarse. Esto es tener la tarifa que realmente no queremos. O estar atascados en un trabajo o proyecto que no nos gusta, y por el que nos pagan menos de los que nos gustaría.

Como regla general, es más simple conseguir un trabajo bien pago, que lograr que nos aprueben un aumento tarifario más adelante, especialmente si el porcentaje de aumento es alto (es decir, si conseguimos un trabajo en el que hayamos hecho una disminución grande al momento de ser contratados). De todas maneras, siempre existe la posibilidad de dejar ese proyecto mal pago, aunque deberemos terminar el acuerdo de manera mutua, para que la ruptura no afecte nuestro perfil y calificaciones. Recuerda, nunca arriesgarnos a una mala calificación: profile is king (el perfil es el rey).

#6: Aislamiento social por ser freelance por internet

Si quieres ser freelance por internet quizás debas saber que también hay cosas negativas. Convertirnos en freelancers afectará nuestras interacciones sociales, que suelen reducirse dramáticamente cuando nos abocamos a esta metodología. Es natural: de un momento para otro dejaremos de ir a un lugar físico, por lo que esas charlas con los compañeros de escritorio corren el riesgo de desaparecer.

En el mundo de ser freelancing, estas interacciones suelen ser reemplazadas por algunas reuniones virtuales por día o por semana, y dependiendo tu forma de ser, puede afectarte en mayor o menor medida.

pareja que trabajar desde la comodidad de casa

En caso de que estas interacciones sean insuficientes, la manera de contrarrestar esta desventaja es la de hacer nuestras tareas desde un espacio compartido (co-working). De esta manera, podremos interactuar con todo tipo de freelancers, e incluso podrán surgir nuevas colaboraciones y proyectos en conjunto.

#7: Pérdida de beneficios laborales por trabajar desde casa

Seamos claros, la pérdida de beneficios laborales por trabajar desde casa se dá en muchos casos de personas que quieren ser freelance y recién empiezan. Deberemos hacer un esfuerzo extra y apartar cierto porcentaje de nuestros ingresos para destinarlo a estos beneficios. Por ejemplo: tendremos que aportar por nuestra cuenta a nuestro fondo jubilatorio, vacaciones, etc.

Si la empresa para la que trabajamos tradicionalmente tiene un buen plan de beneficios, como por ejemplo una buena obra social, pagos complementarios hacia nuestra pensión, y demás, al mudarnos al freelancing corremos el riesgo de perder dichos beneficios, especialmente si la mudanza es total.

¿Qué desventajas has enfrentado como freelancer? ¿Cómo te has sobrepuesto a las mismas? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Aquí entra en juego el arte de saber poner precio a nuestro trabajo. Pero eso es historia para otro artículo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *